Congelando nuestras especias

Las especias nos pueden servir incluso de formas a las que no estamos acostumbradas a guardar, una de estas formas es congelarla cuando los pedazos pequeños que ahora ya no nos sirvieron después de elaborar un platillo. Un ejemplo podría ser para cuando haces platillos anteriores del día y se guardan y no se desperdicie nada, esto nos puede ayudar a economizar los gastos de algunas especies a la larga y sin ocasionar mas basura innecesaria que puede ser aun puede ser comestible.

Procedimiento

Esta es una forma muy sencilla y practica de preparar e ingeniar también nuevas recetas de cocina o agregarle ese ingrediente “secreto” que hace la diferencia.

  1. Se lavan muy bien las hojas y se sacuden para eliminar el exceso de agua ya sean hojas de las especies que mas ocupas como epazote, perejil o cilantro o de las que mas ocupes en tu repertorio. Puedes picarlas o tenerlas enteras.
  2. Se colocan en raciones para cubos de hielo, se llenan con caldo de pollo o de res junto con las especias.
  3. Se meten al congelador y se les coloca una etiqueta para no olvidar el tipo de especie.
  4. Estos cubos te serán mas útiles que los cubos de sazonador y evitaras también comprarlos ahorrando mas en tus gastos.
  5. Dependiendo el tipo de comida es la cantidad de cubos que puedes ocupar para las raciones y la cantidad de tus guisados.

No te olvides que todas las cosas que haces dentro de la casa y en la cocina nos ayudan atener también mas control sobre lo que podemos ahorrar y gastar, todos estos consejos pueden hacer una gran diferencia.

Recuerda #PlanearElDía con la Agenda Planbook de Mamá es ¡fácil! #AgendaPlanbookdemama#Tips#Recetas#Cupones y más..ahora los encuentras en nuestra #DécimaEdición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *