El monstruo de la Regadera

Siempre pasa, el monstruo del sarro viene y se lleva parte de tu agua, primero una parte y después la otra y al final no queda nada. Para evitar que el sarro obstruya el agua en la regadera es muy fácil y puedes hacerlo cada 15 días. Requieres

  • 1 bolsa de plástico
  • 200 ml Vinagre blanco
  • 1 cuchara de bicarbonato

Mezcla los dos ingredientes échalos en la bolsa y amárrala a la regadera, déjalo por 15 o 20 minutos cepilla y tendrás una regadera limpia y brillante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *